Los cambios anormales de las emociones

La Medicina Tradicional China considera que los diferentes órganos y entrañas, tejidos y sistemas del cuerpo, interactúan entre sí  y con la naturaleza en la búsqueda de un equilibrio que preserve la normal actividad de las diferentes funciones fisiológicas del organismo.

Si este equilibrio entre el organismo y su entorno se ve alterado por cualquier causa sin que se restaure, surge la enfermedad.

En la MTCh las causas que original las patologías son muy diversas.

Las principales son:

  1. las «6 energías perversas» (viento, frío, calor del verano, humedad, sequedad y fuego)
  2. las «7 emociones» (alegría, cólera, inquietud/reflexión, tristeza, pánico/susto)
  3. los desequilibrios alimenticios, la fatiga excesiva, etc.

En este artículo quiero centrarme en la segunda causa de las “7 emociones”, es decir, en los trastornos emocionales de grado severo que teniendo una duración prolongada en el tiempo constituyen un factor patógeno con potenciales efectos dañinos para nuestra salud.

Según el tratado clásico de medicina Shu Wen, las «7 emociones» se interrelacionan con los 5 órganos, a continuación representados, según se describe en el siguiente diagrama:

 

descarga

 

Las alteraciones psico-mentales influyen sobre las funciones de los órganos nombrados, a modo de ejemplo, de la siguiente forma:

  • La cólera ahoga el hígado y la afección de este órgano puede influir en el estado psico-mental del individuo acentuando su cólera.

En la práctica clínica se observa que, efectivamente, las «7 emociones» pueden perjudicar a los órganos, pero no de una manera tan mecánica como se recoge en el esquema anterior. Es decir, las «7 emociones» pueden incidir sobre todos los órganos pero afectan principalmente al corazón, hígado y bazo.

1. Aquellas personas sometidas a un estado de nerviosismo o ansiedad experimentan en muchas ocasiones una sensación de nudo y dolor en el estómago, diarreas y cierre del estómago con pérdida del apetito pudiendo estas manifestaciones ir acompañadas de mal aliento, herpes en los labios y llagas en la boca. En los casos más graves pueden llegar a sufrir de hernia de hiato y úlcera de estómago.

Análisis: la MTCh atribuye al hígado una conexión con las funciones cerebrales y las actividades psico-mentales. El estrés y los nervios afectan negativamente al hígado, repercutiendo sobre el bazo y estómago (según la teoría de los 5 elementos: agresión de la Madera sobre la Tierra), pudiendo provocar desórdenes digestivos.

2. Otras personas, como consecuencia del estrés y los nervios, pueden padecer afecciones dermatológicas que se manifiestan en picores en la cabeza, caída del pelo, urticaria persistente, eccemas, acné, etc.

Análisis: la MTCh identifica también el corazón como uno de los órganos principales en el control de las actividades mentales y reconoce su relación con la piel. Tras un choque emocional es frecuente que la persona pueda sufrir dolencias dermatológicas como herpes zoster, psoriasis, etc.

3. La alteración del sistema endocrino por efecto de un trastorno emocional puede producir hinchazón de los pechos, dolores y pinchazos en la barriga, retrasos o adelantos en la regla en las mujeres y prostatitis, eyaculación precoz, ausencia de erección matinal e impotencia en los hombres.

Es frecuente que la persona aquejada de estrés y fuertes tensiones emocionales presente cefaleas, hipertensión, e incluso, en casos extremos, pueda estar expuesta al riesgo de sufrir ictus o infartos.

Análisis: el estrés y la cólera afectan al Hígado y al meridiano-hígado, que en su trayecto contornea el bajo vientre y asciende en línea recta por el pecho alcanzando al cerebro.

Ya he tratado sobre este último punto en anteriores artículos (ver El embarazo es cosa de dos y en el apartado sobre el Estrés en La infertilidad según la MTCh).

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *