34 Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE)

El dia 1 de julio se celebró el 34 Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE) en Barcelona.

El objetivo de este encuentro, en el que participaron más de 10.000 profesionales de 130 países, es dar a conocer algunas de las últimas líneas de investigación médica y científica en el ámbito de la medicina reproductiva.

Entre otros temas se debatió la regulación de la maternidad subrogada, la infertilidad de causa desconocida, la preservación de la fertilidad y el desarrollo de espermatozoides en el laboratorio, la endometriosis, los fallos recurrentes de implantación, el síndrome del ovario poliquístico, la relación entre el estilo de vida y salud reproductiva masculina o la insuficiencia ovárica prematura.

Me gustaría destacar la presencia, entre la numerosa representación china,  de mi compañera de promoción  en la Universidad de Medicina Occidental en  Shanghai  la Doctora Dong Xi,  especialista en Medicina Reproductiva por la Yokohama Silitu University en Japón, que asistió en su condición de directora de la unidad de fertilidad del  Hospital Zhong Shan de Shanghai,  calificado como el tercer mejor hospital de China.

Su equipo del departamento de reproducción asistida ha tratado, en los últimos 10 años, a 2/3 de las pacientes con dosis baja de medicación en las estimulaciones ováricas, constatando sus ventajas al provocarles menos efectos secundarios y registrar una mayor calidad de los óvulos.

Paralelamente concluyen que incluso en los casos de pacientes con reserva ovárica deficiente no son necesarias altas dosis de medicación en las estimulaciones ováricas.

Mencionar que su larga experiencia derivando pacientes para su tratamiento con acupuntura pone de manifiesto la complementariedad y eficacia de esta terapia en combinación con las técnicas de reproducción asistida.

La Dra Dong Xi me ha facilitado un amplio informe que contiene  estudios realizados por médicos de diversos  países,  en el que se observa que los resultados obtenidos en FIV a pacientes medicadas con dosis bajas, en términos de tasa  de embarazo,  son prácticamente los mismos que con dosis altas o estándares, y en el  que se confirman las ventajas antes mencionadas así como los menores costes económicos para aquellas pacientes  que acuden a un centro privado y  para la sanidad pública china y de otros países que cubren estos tratamientos.

 

 

*Doctora Lu Haoxiao y Doctora Dong Xi

• Doctora Dong Xi y su equipo

La temperatura normal del cuerpo: el secreto de una buena salud

Imagen

Con el verano llega el calor, y normalmente se combate de estas dos formas:

  • Comiendo comida cruda o fría, bebiendo bebidas frías, tomando helados…
  • Utilizando ventiladores y aire acondicionado

 

Por supuesto que se puede hacer, pero hay que saber que cualquier exceso, es decir, demasiadas cosas frías o una  exposición al aire acondicionado fuerte durante muchas horas, puede causar diversos problemas.

 

En Medicina Tradicional China se dice que “El exceso de Yin daña al Yang”, el exceso de frío daña el calor interno o constitucional.

En un verano caluroso lo más habitual es comer y beber cosas frías. Hay gente que en verano suele tener menos apetito, se acostumbra a cenar fruta, tipo sandía bien fría o ensaladas, gazpacho etc…

 

Si se toman demasiadas comidas o bebidas frías, pueden causar dolor de estómago, diarrea, e incluso propiciar la aparición de dismenorrea en las mujeres (dolor de regla)

 

En verano lo normal es sudar, pasar calor y sudar.

 

Si se pasa demasiado tiempo en una habitación con aire acondicionado, ésto puede provocar tortícolis, dolor de hombros, ciática, rampas, etc…

 

“El frío es el jefe de todas las enfermedades, en verano hay que tomar menos helados o no tomarlos”

 

El cuerpo humano mantiene una temperatura estable entre 36 y 37ºC. En la superficie del cuerpo existe una energía defensiva (Wei Qi) para protegernos de las agresiones externas o “energías perversas exógenas” y para ayudarnos a mantener la temperatura normal y estable del cuerpo. Al comer y beber cosas muy frías, este frío, sin pasar por la superficie del cuerpo donde tenemos la protección, penetra directamente al interior del cuerpo atacando a los Zang – Fu (órganos y entrañas).

El cuerpo debe realizar un esfuerzo “extra” gastando la energía Yang propia para calentar estas comidas y bebidas frías (que tienen energía Yin) en el interior de nuestro cuerpo.

Comidas o bebidas que entran a nuestro cuerpo a una temperatura de cero grados acaban siendo excretadas de nuestro cuerpo (heces u orina) a una temperatura de unos 36-37 grados, con lo que ha requerido un desgaste  energético mayor para nuestro cuerpo.

Si se toma comida fría en exceso, se puede dañar seriamente el Yang del cuerpo, causando frío interno y predisponiendo a padecer más enfermedades en otoño e invierno.

Además el órgano estómago es el órgano al que más le gusta el calor, detesta el frío. Se puede comprobar con el siguiente ejemplo:

Si te duele el estómago, la mejor manera de aliviarlo es con una bolsa de agua caliente en la zona. Por lo tanto, helados y cosas frías entran directamente al estómago, afectando primero a este órgano (el estómago) al que no le gusta ni le sienta bien el frío.

Es casi una obsesión no sudar en verano para la sociedad actual. Los aires acondicionados perjudican mucho nuestro cuerpo, y es que en verano los poros sudoríparos están abiertos y el aire frío de los aires acondicionados entra directamente a nuestro cuerpo. Además, en verano, la energía Yang reside en la zona más superficial del cuerpo, y los Zang-Fu (órganos- entrañas) están relativamente más débiles, más desprotegidos. La sudoración es una función fisiológica normal que trata de adaptarse a lo que ofrece la naturaleza en cada estación, en este caso, el calor del verano.

Según la MTC la sudoración forma parte importante en el tratamiento. Se dice que la “enfermedad del invierno la tratamos en verano”

Especialmente las mujeres, que somos de naturaleza Yin, tenemos que tener en cuenta ciertos cuidados durante toda nuestra vida: como evitar tomar muchas cosas frías o coger frío de aire acondicionado, no sólo en caso de tratamiento para la infertilidad, si no para mantener nuestra salud a lo largo de los años.

OS DESEAMOS UN SANO Y FELIZ VERANO !!!

Los expertos de MTC descubren: los hombres tienen un punto de longevidad, las mujeres antiaging

Imagen

Todo el mundo quiere tener buena salud y un aspecto joven, sin embargo muy poca gente sabe que el secreto está en nuestro cuerpo.

Los hombres tienen un punto de longevidad y las mujeres de antienvejecimiento. Para lograr dichos beneficios sólo hay que masajear unos minutos cada día los siguientes puntos:

Guan Yuan (4 RM)

Este punto es el de la longevidad para los hombres.

4 RM se sitúa a 4 dedos por debajo del ombligo

       

Es un punto muy importante, está en el Tan Tien (donde nace la energía, en el campo púrpura, que es la fuente energética)

Masajear 4 RM puede tonificar la energía y fortalecer el cuerpo, eliminar el frío y calentar el Yang del riñón.

Es recomendable para mejorar los siguientes aspectos:

  1. Insuficiencia de la energía Yang: son personas de constitución física débil, con facilidad para resfriarse, que tienen malas digestiones, dolores lumbares y en las piernas, que tienen los cuatro miembros fríos, edemas, con dificultad para miccionar etc.

Poner la mano izquierda encima de la mano derecha, masajear 4 RM durante 9 minutos, o con el pulgar presionar 4 RM durante 6 minutos.

Este método sirve para tonificar el riñón y calentar el Yang

 Eyaculación precoz

Efectuar un masaje circular en la zona abdominal, primero con la palma de la mano derecha sobre el ombligo y la palma de la mano izquierda sobre la mano derecha, realizar el masaje siguiendo el sentido de las agujas del reloj 36 veces; cambiar la posición de las manos y realizarlo luego en sentido contrario otras 36 veces. Si se tiene tiempo hacerlo otras 72 veces en cada sentido o más, siempre en múltiplos de 36.

San Yin Jia (6B)

Este punto es antiaging para las mujeres. Punto de cruce de los 3 meridianos Yin

Se sitúa a 4 dedos por encima de la punta del maléolo interno y detrás de la tibia

 

Masajear 6B sirve para:

  1. Tonificar la sangre, favorecer el aspecto y tensar los músculos.

La MTC considera que el Bazo controla los músculos. Con los años, los músculos se destensan y aparece la flacidez del envejecimiento.

Masajear 6B  puede favorecer el Bazo, enlenteciendo el proceso de flacidez del músculo.

  1. Regularizar la menstruación y mejorar la piel

6B es un punto de cruce de los 3 meridianos Yin de la pierna (Bazo, Hígado y Riñón). Recordemos que el Bazo se encarga de la producción de la energía y sangre, y del control de la sangre, el Hígado reserva la sangre y la esencia del Riñón produce energía-sangre.

Si las mujeres tienen abundante energía-sangre, les desaparece la irregularidad menstrual. El acné y las arrugas son, en realidad, consecuencia de desarreglos de la menstruación.

Hay 3 formas para masajear 6B

  1. Pulgar izquierdo presionando 6B izquierdo: presiona y suelta, o rotaciones siguiendo el sentido de las agujas del reloj y luego en sentido contrario, durante 10 minutos

  1. Golpear con el puño derecho el punto 6B izquierdo, alternando unas 20 veces
  2. Frotar las palmas de las manos y cuando se sienta calor masajear 6B unas 20 veces.

 

El útero frío es una de las causas de mamas fibroquísticas

Durante estos años he tratado muchos casos de útero frio, la mayor causa de infertilidad, ya que el útero frio puede ser consecuencia de:

  1. Dismenorrea: Se puede transmitir a tus hijos: las niñas lo heredan en forma de dismenorrea también y los niños como hernias inguinales, teniendo 3 veces más riesgo.
  1. Aparecen mayor frecuencia de infecciones vaginales, de orina, cándidas, etc., ya que el frío y la humedad favorecen la proliferación de bacterias.
  1. Abortos y embarazos ectópicos (si la casa está fría, los bebés – los fetos- no quieren quedarse)
  1. Infertilidad (en tierra congelada, la semilla no puede germinar)
  1. Aparición de miomas, quistes, pólipos, (en tierra no fértil, crecen malas hierbas)
  1. Reserva ovárica baja (el frío y la humedad enlentecen la circulación de la energía-sangre, con lo que el útero y los ovarios están mal nutridos, producen poca cantidad y mala calidad de ovulos).
  1. Apetito sexual bajo.
  1. Ausencia o poca cantidad de menstruación
  1. Flujo muy abundante, incluso durante todo el mes (debido a la acumulación de humedad)
  1. Los pechos fibroquísticos tienen estrecha relación con el útero frío.

Entre las mujeres que sufren de útero frío, muchas tienen problemas de pecho, siendo el más típico el pecho fibroquístico, pues el meridiano que pasa por el pecho también contornea el bajo vientre (donde residen los órganos reproductivos). Es decir, si el bajo vientre está “atascado” por el frío también repercutirá en los pechos. En la práctica observamos que una mujer que tiene miomas, a menudo también tiene pechos fibroquísticos.

Pongamos como ejemplo la línea L3 de metro.  Si hay un accidente en Plaza España, inevitablemente repercutirá en Plaza Catalunya.

En la práctica clínica, las mujeres sufren dolor o sensibilidad e hinchazón de los pechos, especialmente antes de bajar la regla, que se alivia después de la regla. Esta manifestación es típica del pecho fibroquístico y a menudo la encuentro en mi consulta.

A parte del útero frío, el pecho fibroquístico también está asociado con el estrés, los problemas emocionales, etc. El meridiano que circula por el bajo vientre y los pechos, es el meridiano del hígado. El órgano hígado según la MTC, es un órgano  que se relaciona con las actividades psicomentales, por tanto el estrés (ya sea laboral o familiar) y los problemas emocionales afectan al hígado y eso repercute sobre el meridiano hígado, manifestándose en los síntomas a sus zonas interligadas, el pecho y el bajo vientre.

Si quieres más información sobre útero frio puedes entrar en este link

http://www.centrodoctoralu.com/es/194907/_Que-es-el-utero-frio_.htm

En el siguiente dibujo podéis ver el recorrido del “Meridiano del Hígado”

MERIDIANO DEL HIGADO

 

 

Consejos:

Evitar cosas frías y crudas todo el año, realizar un baño caliente en los pies cada día, infusiones de jengibre, moxa, yoga y meditación.

Si quieres más información puedes entrar en los siguientes links

http://blog.centrodoctoralu.com/consejos-para-las-mujeres-durante-el-periodo/

http://blog.centrodoctoralu.com/manos-y-pies-pueden-ser-indicio-de-muchas-enfermedades/

 

 

 

Nuevas incorporaciones en el cuadro médico del centro

Nos es grato comunicar a nuestros pacientes  la incorporación  de la Dra. Marta Coll Piera y la Dra. Elisabet Masoliver Capdevila, a nuestro cuadro médico,  ambas con formación superior universitaria en Medicina Tradicional China y Acupuntura.

La Dra. Coll es Licenciada en Medicina y Cirugía, especialista en Medicina de la Educación Física y del Deporte por la Universitat de Barcelona y   Máster en Acupuntura  por la Universitat  de Barcelona.

La Dra. Masoliver es Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat de Barcelona,  especialista en Psiquiatría  por el  Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona  y en Medicina Tradicional China por el Centro de Estudios Integrados de Medicina China de Sao Paulo con reconocimiento oficial por el Colegio de Médicos de Brasil.

Después de un laborioso proceso de selección, en el  que la Dra. Lu ha evaluado personalmente la trayectoria profesional, rigurosa praxis y solvencia académica de numerosos  candidatos, es un motivo de enorme  satisfacción poder integrar al equipo médico del centro a estas dos cualificadas profesionales.

Tras un exhaustiva fase formativa en el método y técnicas aplicadas por la Dra. Lu en el tratamiento de la infertilidad, campo de especialización de este centro,  ambas profesionales están plenamente capacitadas para  garantizar una excelente  calidad asistencial.

Estamos seguros que el desempeño y las  aportaciones de las Dras. Coll y Masoliver contribuirán a elevar el reconocimiento y grado de satisfacción de nuestros pacientes.

Cordialmente,

Dra. Lu

http://www.centrodoctoralu.com/es/1446165/Dra.-Marta-Coll-Piera-.htm

http://www.centrodoctoralu.com/es/1446208/Dra.-Elisabet-Masoliver-Capdevila.htm

La humedad desde la perspectiva de la medicina tradicional china

La Medicina Tradicional China clasifica a la humedad entre las 6 energías perversas juntamente con el viento, el frío, el calor, la sequedad y el  fuego.

Si estas variaciones climáticas son moderadas no resultan lesivas para nuestra salud.

Pero cuando estas energías, alcanzan un  grado extremo, pueden revestir  un carácter patógeno mermando la capacidad resistencia o las  defensas  de nuestro organismo.

Señalar que además de la humedad externa o ambiental sobre nuestro organismo también incide de forma importante la humedad interna o corporal.

 

¿Qué situaciones agravan  la humedad interna?

  1. El clima húmedo y el tiempo lluvioso.
  2. Una vivienda húmeda.
  3. Espacios largos de tiempo sentado o de pie y la falta de ejercicio físico.
  4. Tomar con frecuencia  bebidas frías y  comidas crudas o frías (a modo de ejemplo ensaladas o algunas  frutas  como la sandía que, por su naturaleza,  son alimentos fríos)
  5. Beber alcohol en exceso y el abuso de   comidas grasas (cocidos como la fabada) y fuertes (embutidos en general).
  6. Los días antes de la regla, debido a los cambios hormonales,  las personas con humedad interna suelen presentar retención de líquidos.
  7. Durante el embarazo el útero presiona los vasos sanguíneos del  abdomen entorpeciendo la circulación de la sangre hacia las piernas. Como consecuencia de ello es habitual la aparición de varices y la hinchazón de los tobillos.

La Medicina Tradicional China considera que la humedad es una energía perversa Yin, que por sus  características de pesadez y turbiedad,  impide el normal movimiento de la energía en el cuerpo.

Además la humedad tiene tendencia a ubicarse en la parte inferior del cuerpo (por su carácter acuoso se  filtra hacia abajo).

Por  este motivo las personas aquejadas de  humedad interna suelen presentar los  siguientes síntomas:

– miembros inferiores hinchados, micciones difíciles (orina con dificultad o turbia), diarrea y  flujos (leucorrea) durante todo el mes.

En la práctica clínica se observa que muchas de estas personas  sufren dolor de cabeza, dolores articulares y musculares etc.

Si la humedad invade la cabeza ésta experimenta  dolor y pesadez como si un vendaje la oprimiese.

Cuando la humedad se estanca en los  brazos y piernas provoca entumecimiento,  debilidad y pesadez.

Si la humedad ataca al estómago y los intestinos aparecen gases y ruidos intestinales, además de falta de apetito, heces pastosas  e incluso, en los casos más extremos, diarrea líquida.

Cuando la humedad se localiza en  las articulaciones origina dolores e inflamación en éstas.

Si se extiende por la  superficie del cuerpo surgen  edemas, de manera que si pulsas  con los dedos en  las zonas afectadas, quedan marcas de  las huellas durante unos segundos.

Estos síntomas se manifiestan y  agudizan los días anteriores a la llegada de lluvias (al elevarse el grado de la humedad ambiental), añadiéndose a la humedad interna que sufren estas personas y agravando su estado.

 

A continuación te facilitamos un test  para que puedas evaluar si sufres de humedad interna:

1.   ¿Algunas veces  observas, por la tarde o al final del día, que se te hinchan la parte inferior de las piernas y te oprimen  los zapatos?

2. ¿Te levantas por la mañana   con los párpados inferiores hinchados?

3. Si pulsas con tus dedos, durante unos 3 segundos,  en los tobillos.  ¿Te quedan   marcas  en los puntos sobre los que aplicas la presión?

4. ¿Los días antes de la regla registras acumulación de líquidos  y una elevación de tu peso de 1 a 2 kg?

5. ¿Tienes  tendencia a la  obesidad?

6. ¿A menudo te sientes fatigada y con la cabeza pesada y turbia como si un vendaje oprimiese tu cabeza?

7. ¿Experimentas pesadez y falta de fuerza en los brazos y piernas, especialmente  los días de lluvia?

8. ¿Presentas heces blandas o con frecuencia tienes diarrea?

9. ¿Los intestinos te crujen entre las comidas y acumulas  gases?

10. ¿Tienes flujos abundantes fuera de los días de ovulación? ¿A menudo sufres infecciones vaginales con mal olor y picores?

11.  ¿Con frecuencia tienes la  lengua hinchada, de color pálida  y  con marcas  dentales en los bordes?

12. ¿Sufres eccemas y picores persistentes en la piel que se agravan  con la lluvia?

Si presentas algunos de estos síntomas deberás evitar las situaciones de riesgo citadas anteriormente. También debes saber que  este trastorno puede ser tratado eficazmente mediante la acupuntura y  moxibustión.

 

Los conflictos emocionales y el estrés pueden causar problemas de infertilidad

Son muchas las personas con las que tratamos cada día que acuden a consulta buscando ayuda para poder tratar su cuerpo y poder afrontar la infertilidad pero observamos que muchas no atienden a los problemas emocionales que se están desencadenando. Estos pacientes, normalizan o minimizan el impacto o la importancia de los mismos. A menudo, cuando les aconsejamos que atiendan o acudan a tratamiento para estudiar el estado emocional, estas personas les restan importancia o lo justifican asumiendo “que a la mayoría también les sucede”, “que es algo normal”, “no se puede controlar” o que “siempre han sido así y que no se puede cambiar”.

Sin embargo, la realidad es otra. Se puede atravesar esta situación equilibrando esta carga emocional y se puede experimentar desde la aceptación y la calma y nos conviene entender que esto también es posible, pero hay que trabajar para conseguirlo. Si justificamos el sufrimiento nunca podremos erradicarlo.

“El dolor es natural pero el sufrimiento es opcional”.

Son muchos los estudios que han intentado explicar la influencia de la psicología y el papel que juegan las emociones en la infertilidad y han sustentado una relación causal entre conflictos psicológicos tempranos o estrés y la presencia de infertilidad en la vida adulta. Dicha relación es un tema controvertido que se ha abordado de múltiples maneras.

Desde finales de los ochenta hasta el presente se han publicado numerosos estudios centrados en el enfoque del estrés y manejo del mismo, a la condición de infertilidad. Se ha observado que siendo la infertilidad un evento, en general adverso y estresante, algunas personas pueden afrontar más adecuadamente los sentimientos que se producen mientras que para otras puede ser una experiencia devastadora y desencadena trastornos emocionales o aislamiento social.

Estudios recientes de Domar y colaboradores demuestran el efecto positivo de intervenciones psicológicas grupales en el logro de embarazo en mujeres con infertilidad de entre 12 y 24 meses de duración y ausencia de depresión moderada o severa. La explicación tiene que ver con la capacidad de las personas para introducir cambios en sus estilos de afrontamiento del estrés que ha desencadenado la infertilidad como consecuencia del apoyo emocional y de nuevos aprendizajes. Se debe incorporar como parte del tratamiento de la infertilidad programas de apoyo psicológico para las parejas que sufren esta condición.

Un tratamiento integral de un problema reproductivo debe también cuidar la esfera de las creencias y las emociones.

En algunos artículos, ya en los años 50 y 60, se afirmaba que el 40% de los problemas de infertilidad eran atribuibles a causas psicológicas. En la revista Fertility and Sterility aparecieron artículos que relacionaban la infertilidad femenina con conflictos tempranos de la relación madre-hija. Experimentar rechazo materno en etapas tempranas producía hostilidad asociada a la idea de maternidad y un rechazo inconsciente del embarazo.

Otros estudios analizaban la infertilidad como un cuadro psicosomático. Benedeck hablaba de “infertilidad funcional” siendo la dificultad para gestar un hijo una “defensa somática contra el estrés del embarazo y la maternidad”. Además, la ambivalencia ante la maternidad (coexistencia de deseos positivos y temor o culpa) es una experiencia generalizada en la mujer occidental, generando conflicto, de manera que los sentimientos negativos primarían sobre los positivos y éste es difícilmente tolerado a nivel consciente por el sujeto, por tanto, se reprime como una defensa psicológica. Se desarrollan respuestas indirectas tales como la infertilidad, que se acompaña de un deseo frenético y ansioso de concebir. De estos estudios deriva el concepto de “infertilidad psicógena”, que se refiere al rol causal de la psicopatología en la infertilidad.

La ovulación y la menstruación son reguladas por la secreción hormonal, es lógico que se vean afectadas por nuestros estados emocionales. En situación de tensión extrema muchas mujeres no ovulan y dejan de menstruar, este problema se denomina “amenorrea hipotalámica”. La doctora Sara L. Berga en el Magee Women´s Hospital de Pittsburgh, llegó a la conclusión de que la tensión emocional es uno de los principales factores que generan una reducción de la secreción hipotalámica de la hormona liberadora de gonadotrofina, reduciendo la secreción pituitaria de HL y HFE, lo que conduce a una estimulación ovárica insuficiente como para concretar la menstruación. Es importante atender a los miedos o conflictos emocionales y establecer la relación entre esta situación y lo que esté ocurriendo en su vida.

Según la Dra. Berga “El problema de amenorrea hipotalámica funcional es que las mujeres que la padecen no son conscientes de que viven de forma estresante. Suelen ser personas perfeccionistas en su trabajo y cuyo estilo de vida no incluye una nutrición adecuada”. A la larga afecta a la fertilidad de las mujeres, pero también incide en la pérdida de masa ósea y en las funciones cerebrales. Al ser sometidas a técnicas de fertilización los resultados pueden ser contraproducentes e incluso podría verse afectado el feto. Con terapia conductiva y control de la alimentación estas mujeres pueden recuperar el ciclo menstrual regular.

Asimismo, es importante tener en cuenta que el estado emocional de la madre antes, durante y después del embarazo puede afectar al hijo. “Nuestras emociones pueden atravesar la barrera protectora de la placenta para acariciar también a nuestro hijo”. No se suele tener en cuenta que el mundo emocional de la madre afecta al desarrollo del feto.

La doctora Vivette Glover, especialista en Psicobiología Perinatal del Imperial College London, descubrió en un estudio con 14.000 mujeres embarazadas, que las madres que sufrían un nivel alto de estrés tenían el doble de riesgo de que sus hijos fueran diagnosticados como hiperactivos. Al estar estresadas los niveles elevados de la hormona CRH atraviesan la placenta y afectan al feto poniéndolo en estado de “alerta”.

CONSEJOS TERAPÉUTICOS:

– Evaluar y desbloquear los conflictos emocionales asociados a la maternidad o traumas de la infancia.
– Ampliar/modificar las creencias o ideas asociadas al concepto de maternidad o paternidad.
– Identificar, expresar y gestionar las emociones asociadas a cada fase del proceso de tratamiento.
– Identificar y modificar los pensamientos negativos en relación a la situación.
– Aumentar la sensación de control sobre las emociones.

Referencias:
– Domínguez V. Rosario. Revista Médica de la Clínica Las Condes. Psicología e Infertilidad. 2012: Vol. 13 Nº 1.
– Ruberstein BB: Emotional factors in Infertility: A psychosomatic approach Fertil Steril. 1951; 2: 80-6.
– Marsch EM. Possible Psychogenic aspects of infertility Fertil Steril. 1951; 2: 70-9.
– Benedeck T. Infertility as a psychosomatic defense. Fertil Steril. 1952: 527-41.
– Christie Gl. Some sociocultural and psychological aspect of infertility Hum Reprod 1998; 13(1): 232-41.
– Domar A, Clapp D, Slawsby EA, Dusek J. Kessel B & Freizinger M. Impact of group psychological interventions on pregnancy rates in infertile women. Fertil Steril 2000; 73:805-11.
– Niravi B. Payne y Brenda Lane Richardson. Mente Sana, embarazo seguro. 1998.

Silvia Rodriguez Bautista
Psicóloga

Consejos para las mujeres durante el periodo

 

  1. Es aconsejable evitar tener relaciones sexuales

Durante el periodo generalmente tiene lugar un desprendimiento de la capa del endometrio de la superficie de la cavidad del útero, este desprendimiento aumenta la posibilidad de que haya anexitis o inflamación de útero, ovario y pelvis debido al desplazamiento inverso de las bacterias hacia la cavidad uterina durante la relación sexual.

 

  1. No realizar masajes fuertes o golpear la zona lumbar

Durante el periodo, muchas mujeres sufren de dolor y debilidad en la zona lumbar. Es posible que algunas de ellas acudan a un masajista, se hagan auto-masajes o bien se golpeen en esta zona para aliviar estos síntomas.

Según los expertos si aquellas mujeres que sufren dolor y debilidad en la zona lumbar, debido a la hiperemia pélvica, se realizan masajes fuertes o se golpean la zona, la hiperemia pélvica se agrava. La consecuencia será un mayor dolor en la zona lumbar, aumentando inclusive el estancamiento de sangre en la zona pélvica.

 

  1. Es preferible no beber mucho té ni café

La cantidad de teína y cafeína en un té o café fuerte o muy concentrado puede estimular las terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos causando dismenorrea, hipermenorrea o alargar el periodo.

Además el ácido tánico contenido en un  té fuerte, puede bloquear la absorción de hierro y desarrollar una anemia hipoferrica.

 

  1. Mejor evitar llevar pantalones ceñidos

Durante el periodo no es conveniente llevar pantalones muy estrechos ya que presionan los vasos capilares entorpeciendo la circulación de la sangre en las piernas.

 

  1. Elijamos ejercicios físicos  que no sean bruscos evitando la práctica de  la natación

Ejercicios como montar en bicicleta, la práctica de deportes de elevada exigencia física en general, agravan el malestar del cuerpo, sobre todo en las mujeres que sufren de útero frio. Aconsejo a estas mujeres no hacer natación, incluso hasta una semana antes del periodo, ya que la exposición al ambiente de  frío y humedad del agua de la piscina acentuaría el  frío en el útero.

 

  1. No abusar del  alcohol

La mujer generalmente carece de enzimas catabólicas durante la menstruación, lo que podría extender el estado de embriaguez si se bebe en exceso. Durante el periodo su consumo puede causar adicción o intoxicación.

Además el alcohol activa la circulación, pudiendo provocar hipermenorrea.

 

  1. Con la llegada del periodo es preferible lavarse la cabeza con menor  frecuencia

El lavado de cabeza hace que se concentre una mayor circulación de la  sangre en esta zona impidiendo la eliminación completa de la sangre a través del útero. Ello provoca, en algunas mujeres amenorrea o dismenorrea.

Los científicos han demostrado que lavarse  la cabeza durante el periodo estimula las neuronas que contraen el útero y altera las hormonas del cuerpo.

 

  1. Tomar menos sal

La comida excesivamente salada puede agravar la retención de líquidos que se produce durante el periodo. Además en algunos casos puede ser causa de la aparición del llamado síndrome premenstrual que se manifiesta en episodios de cefaleas y estado de irritabilidad.

 

  1. No ingerir alimentos o bebidas fríos

Las comidas o bebidas frías dificultan la circulación de las sangre, afectan a la contracción del útero y la eliminación de la sangre de éste, durante el periodo, llegando a causar dolor menstrual.

Es recomendable por tanto reducir la toma de alimentos crudos o fríos, dejándolos durante un tiempo a temperatura ambiente antes de su consumo.

Manos y pies fríos pueden ser indicio de muchas enfermedades

En invierno, mucha gente (principalmente las mujeres) padecen de manos y pies fríos; en mi consulta he tratado muchas chicas con problemas de fertilidad que sufren de estos síntomas, pero estos podrían ser, además, indicio de otras muchas enfermedades, como por ejemplo:

  • Enfermedad de Raynaud y Fenómeno de Raynaud: es más frecuente en las mujeres que en los hombres, los signos y síntomas son los siguientes:

Al inicio de un ataque de Raynaud los dedos de las manos o los pies se vuelven blancos y están fríos, a continuación se vuelven morados o rojos; con la mejoría de la circulación la coloración de la piel recupera la normalidad. Las causas son espasmos de los vasos sanguíneos.

Se puede padecer esta enfermedad sin que exista otra dolencia subyacente asociada a ella y en estos casos, se le denomina Enfermedad de Raynaud o Raynaud Primario o puede ser parte de otra afección, en este caso se le llama Fenómeno de Raynaud o Raynaud Secundario.

A este último se encuentran asociadas la esclerodermia, dermatomiositis, el lupus, el tabaquismo, la tromboangeitis obliterante o la poliarteritis nudosa.

  • Tromboangeítis obliterante: aparece en los hombres adultos. En principio se manifiesta con piernas y pies fríos, piel pálida o azulada, dolor o pesadez al caminar, alivio con el reposo.

Posteriormente, si la enfermedad ha empeorado, la piel de la pierna afectada se seca, la musculatura se atrofia y se agrava del dolor, sobre todo por la noche. Hay que dar mucha importancia a estos síntomas y acudir a su médico para que le realice las pruebas oportunas y el tratamiento.

  • Poliarteritis nudosa: aparece a menudo en las mujeres, afecta a las arterias grandes y medianas, como por ej. la aorta, aorta abdominal, arteria braquiocefálica y las arterias de las extremidades superiores e inferiores. En caso de afectar a las arterias de las extremidades superiores e inferiores, la paciente sentirá las manos y los pies fríos.

 

Aparte de los signos arriba citados, generalmente se puede sufrir solamente de manos y pies fríos, siendo las mujeres las que presentan estos síntomas en mayor porcentaje ya sea por los cambios hormonales durante la menstruación o la fertilidad, que influyen al sistema nervioso autónomo. Esta alteración causará estrechamiento de los vasos sanguíneos empeorando la circulación de la sangre lo que conducirá a tener las manos y pies fríos.

En la práctica clínica, la gente que sufre de manos y pies fríos muchas veces tiene problemas de bazo y estómago (digestión lenta, anemia, colon irritable, etc.), hipotensión, hipotiroidismo, entre otras afecciones.

De igual manera ocurre cuando se sufre de mucho estrés, preocupación, obsesión e inquietud.

 

Consejos para quienes sufran de manos y pies fríos:

  1. Cambiar el hábito alimentario: evita tomar cosas crudas frías incluso en verano, por ejemplo come más verduras que ensaladas, las bebidas y frutas fuera de la nevera.
  2. Para quienes pasan muchas horas sentados o de pie, intenten cambiar la postura y hacer un poco de ejercicio de tanto en tanto.
  3. Pueden hacerse un baño caliente de pies a una temperatura de 40°C durante 20-30 minutos, preferiblemente entre 16:00h y 17:00h o antes de dormir. Si no es posible, entonces antes de las comidas o 1 hora después de las mismas. Se puede añadir al agua una cocción de 15 gr. de jengibre hervido durante 10 minutos, verter la mitad de agua de la cocción en el baño y cuando el agua pierda calor echar el resto de la cocción.

 

Moxibustión:

moxa

 

La moxa es planta de Artemisa preparada en forma de puro.  Se aplica de 2 a 3 veces a la semana, no hacer en días de tormenta.

 

  1. Se enciende con una cerilla cada moxa por uno de los extremos. Se coloca la parte encendida de una de las moxas a la altura del ombligo a 3 cm de distancia (que se sienta el calor sin que llegue a haber sensación de quemazón) y, la otra moxa en la espalda en el punto opuesto al del ombligo también a 3 cm de distancia. Recuerden que se creará ceniza al igual que con un cigarrillo durante la combustión. Irla retirando con cuidado para no quemarse.
  2. Se mantienen las 2 moxas a la vez sobre estos puntos 20 minutos.
  3. Una vez aplicada la moxa se introduce la punta encendida en un recipiente de cristal (como los de yogurt) con tierra o arroz hasta que quede bien apagada. El día que se vuelva a utilizar se retira la parte ennegrecida y se enciende como la primera vez.
  4. Es recomendable hacerlo en una zona aireada (sin coger frío) ya que el humo y olor de la moxa se impregnan con facilidad.

 

Los cambios anormales de las emociones

La Medicina Tradicional China considera que los diferentes órganos y entrañas, tejidos y sistemas del cuerpo, interactúan entre sí  y con la naturaleza en la búsqueda de un equilibrio que preserve la normal actividad de las diferentes funciones fisiológicas del organismo.

Si este equilibrio entre el organismo y su entorno se ve alterado por cualquier causa sin que se restaure, surge la enfermedad.

En la MTCh las causas que original las patologías son muy diversas.

Las principales son:

  1. las “6 energías perversas” (viento, frío, calor del verano, humedad, sequedad y fuego)
  2. las “7 emociones” (alegría, cólera, inquietud/reflexión, tristeza, pánico/susto)
  3. los desequilibrios alimenticios, la fatiga excesiva, etc.

En este artículo quiero centrarme en la segunda causa de las “7 emociones”, es decir, en los trastornos emocionales de grado severo que teniendo una duración prolongada en el tiempo constituyen un factor patógeno con potenciales efectos dañinos para nuestra salud.

Según el tratado clásico de medicina Shu Wen, las “7 emociones” se interrelacionan con los 5 órganos, a continuación representados, según se describe en el siguiente diagrama:

 

descarga

 

Las alteraciones psico-mentales influyen sobre las funciones de los órganos nombrados, a modo de ejemplo, de la siguiente forma:

  • La cólera ahoga el hígado y la afección de este órgano puede influir en el estado psico-mental del individuo acentuando su cólera.

En la práctica clínica se observa que, efectivamente, las “7 emociones” pueden perjudicar a los órganos, pero no de una manera tan mecánica como se recoge en el esquema anterior. Es decir, las “7 emociones” pueden incidir sobre todos los órganos pero afectan principalmente al corazón, hígado y bazo.

1. Aquellas personas sometidas a un estado de nerviosismo o ansiedad experimentan en muchas ocasiones una sensación de nudo y dolor en el estómago, diarreas y cierre del estómago con pérdida del apetito pudiendo estas manifestaciones ir acompañadas de mal aliento, herpes en los labios y llagas en la boca. En los casos más graves pueden llegar a sufrir de hernia de hiato y úlcera de estómago.

Análisis: la MTCh atribuye al hígado una conexión con las funciones cerebrales y las actividades psico-mentales. El estrés y los nervios afectan negativamente al hígado, repercutiendo sobre el bazo y estómago (según la teoría de los 5 elementos: agresión de la Madera sobre la Tierra), pudiendo provocar desórdenes digestivos.

2. Otras personas, como consecuencia del estrés y los nervios, pueden padecer afecciones dermatológicas que se manifiestan en picores en la cabeza, caída del pelo, urticaria persistente, eccemas, acné, etc.

Análisis: la MTCh identifica también el corazón como uno de los órganos principales en el control de las actividades mentales y reconoce su relación con la piel. Tras un choque emocional es frecuente que la persona pueda sufrir dolencias dermatológicas como herpes zoster, psoriasis, etc.

3. La alteración del sistema endocrino por efecto de un trastorno emocional puede producir hinchazón de los pechos, dolores y pinchazos en la barriga, retrasos o adelantos en la regla en las mujeres y prostatitis, eyaculación precoz, ausencia de erección matinal e impotencia en los hombres.

Es frecuente que la persona aquejada de estrés y fuertes tensiones emocionales presente cefaleas, hipertensión, e incluso, en casos extremos, pueda estar expuesta al riesgo de sufrir ictus o infartos.

Análisis: el estrés y la cólera afectan al Hígado y al meridiano-hígado, que en su trayecto contornea el bajo vientre y asciende en línea recta por el pecho alcanzando al cerebro.

Ya he tratado sobre este último punto en anteriores artículos (ver El embarazo es cosa de dos y en el apartado sobre el Estrés en La infertilidad según la MTCh).